Guia Practica de Enfermedades y Vacunas

      Dr. Carlos Alfredo Köhler  

    Nosotros subscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red - Compruébelo aquí

    Proyecto WMC Web Médica Acreditada. Ver más información

    Certificacion WIS

Comunidad

Mitos de la vacuna antigripal

E-mail Imprimir PDF

A pesar de los estudios que demuestran que las vacunas contra la gripe son efectivas, menos de la mitad de todos los niños en los Estados Unidos (y aún menos los padres) están inmunizados cada año. El miedo y la desinformación provocan que muchas familias miren hacia otro lado con estos virus respiratorios potencialmente mortales. Una reciente encuesta de Ipsos Public Affairs, una empresa de investigación social, encontró que el 16% de los estadounidenses consideran que la vacuna es insegura y el 35% cree que la vacuna causa la gripe. "La tragedia es que los niños siguen muriendo de una enfermedad que se puede prevenir", dice el Dr. Blumberg. La sensibilización y la educación son fundamentales para tomar decisiones inteligentes acerca de la salud de la familia.

Estos son los principales mitos de la vacunación antigripal:

Actualizado ( Sábado, 26 de Octubre de 2013 21:57 ) Leer más...
 

La epidemia de polio me marcó para siempre

E-mail Imprimir PDF

La poliomielitis ha sido mi vida. Sé que mucha gente no recuerda o ni siquiera conoce la epidemia que se extendió por todo el país en 1956, pero en mi caso fue la condena que me deparó el destino.

No consigo imaginarme qué hubiera sido de mí sin la enfermedad que me afectó a los dos años, cuando era casi un bebé.

Lo que conozco lo supe por relatos ajenos, poco precisos aunque repetidos, que ya forman parte de la bruma del pasado. Aunque había habido brotes anteriores, el de ese año fue muy poderoso y se cobró más de seis mil víctimas. Ante la amenaza, la gente se desesperaba por tomar algunos recaudos que luego se revelaron inútiles. Cuentan que en pueblos y ciudades se organizaban tareas de limpieza, movidas por la creencia de que el virus estaba “en el aire”. Espontáneamente, los vecinos se dedicaban a limpiar baldíos y desmalezar. Las casas olían a lavandina y acaroína y entre las ropas de los más chicos asomaban las bolsitas con alcanfor despidiendo un inconfundible perfume acre.

El pavor era comprensible porque la enfermedad atacaba a los niños. Cualquier método o sugerencia se adoptaba de inmediato con tal de prevenir el contagio. Era común ver paredes y árboles pintados con una mano de cal, lo que les daba un aspecto extraño, de un blanco fantasmal. Las bandas blancas en los troncos se mantuvieron muchos años, incluso cuando la epidemia ya había pasado al olvido con los planes de vacunación obligatoria.

Ignoro si en mi pueblo reaccionaron de la misma manera. Sólo sé que, con muy escasos recursos, mis padres me trajeron desde el Chaco buscando la cura. Así llegaron hasta el Hospital de Rehabilitación Respiratoria María Ferrer que, por entonces, todavía no estaba especializado en el tema. No encontraron lo que esperaban porque la polio ya me había paralizado sin remedio, y decidieron regresar a casa.

Sin mí...

(ver artículo completo)

Fuente: Columna Sociedad - Mundos íntimos - Clarín Digital

 

Brote de sarampión en una comunidad religiosa

E-mail Imprimir PDF

Una epidemia de sarampión desatada en el denominado Cinturón Bíblico holandés, zona de mayoría calvinista que cruza el país de oeste a este y rechaza las vacunas por motivos religiosos, ha provocado un debate nacional sobre los derechos del menor. O mejor, sobre el derecho del Estado a obligar a los padres a proteger a sus hijos de enfermedades infecciosas evitables.

La cifra oficial de niños afectados asciende a 466, pero el Instituto Nacional de Salud Pública (RIVM en sus siglas en holandés) calcula que puede ser 10 veces mayor. “En esa comunidad, no todo el mundo acude al médico ni alerta a las autoridades sanitarias”, señalan los virólogos, que han puesto en marcha una campaña urgente de inoculación para 6.000 bebés entre 6 y 14 meses. “Es una invitación, porque el calendario de vacunación es voluntario en todo el país. En la práctica, lo sigue más del 95% de la población, así que ahora la ofrecemos allí donde haya menos de un 90% de vacunados”, añaden. Entre 1999 y 2000, tres niños murieron de sarampión en un episodio similar y 150 fueron hospitalizados.

Artículo completo: Diario El País

 

La vacunación no puede proteger a los niños contra la estupidez

E-mail Imprimir PDF

No hay espacio suficiente en la web para enumerar todas las cosas que no conozco. No hay espacio suficiente incluso en Wikipedia, que - si se tratase de un libro real - me tomaría 123 años para leer. Recientemente, sin embargo, ha habido una explosión de gente con un sentido muy exagerado de su propia inteligencia. De repente, todo el mundo es un experto.

Para mí, no lo es tanto. Entiendo lo poco que sé de un montón de cosas. Por ejemplo, sé menos sobre la ciencia que los científicos. Sé menos sobre la medicina que los médicos. Sé menos sobre los impuestos que mi contador... No hay escasez de verdaderos expertos que tienen grados, títulos y años de experiencia en sus campos. Tener acceso a Google no te convierte en un experto, ni tener un sitio web o ver un video de YouTube. Estas cosas simplemente te hacen una persona con una conexión a Internet.

"Todo el mundo es un experto hoy en día", afirma el investigador social Neer Kornntsok ", en parte porque sentimos que tenemos que serlo. Recibimos felicitaciones por proclamar nuestro conocimiento definitivo a otros y competir para ser el primero en compartir datos, artículos y videos." Pero la lectura de algunos artículos, no nos pone a la par de un científico y aquí es donde la situación se torna peligrosa.

Hace algunos años, trabajé con un hombre encantador que había abandonado la escuela a los 16 años. Cuando tuvo su primer hijo, él "hizo su investigación" y con su esposa decidieron no vacunar a su hija. En ese momento, todo el mundo alrededor de él insistió en que era seguro (y vital) vacunarla, pero él se mantuvo firme: "He leído mucho sobre esto y he visto este video increíble", insistió, "Las vacunas son sólo una forma para ganar dinero para las grandes empresas y el gobierno".

¿Por dónde empezar argumentando la falta de lógica extrema de eso?... Aunque acepto que mi ex-compañero de trabajo era una persona reflexiva, estoy anonadado por la supuesta aceptación personal de que él sabía más que todos los científicos del mundo - por no hablar de Bill Gates y su esposa Melinda, quienes a través de su fundación están gastando cientos de millones de sus propios dólares para la financiación de programas de vacunación en países del tercer mundo para erradicar enfermedades mortales como la malaria.

¿Qué diablos podía hacer creer a un simple ciudadano que creer su "investigación" a través de Google es superior a la de décadas de la ciencia?... ¿Es arrogancia?...

"La Internet ha generado la experiencia a un clic de distancia", dice Korn. "Y un poco de conocimiento es algo peligroso.

"Pregúntale a cualquier médico de cabecera que tiene que lidiar con el auto-diagnóstico de los pacientes, que determinan que pueden identificar su diagnóstico y tratamiento. Se ocupan de ellos mismos más como colegas que pacientes, ya que ponen su búsqueda en Internet los pone a la par de años de experiencia del médico."

Los médicos viven ésto realmente, todos los días. Uno de mis amigos, médico especialista, dice: "Te encuentras a ti mismo dentro de estos debates agotadores con pacientes que insisten en que han leído algo que va en contra de lo que le estás diciendo."

"A menos que seas muy experimentado, puede ser extremadamente difícil juzgar la (como paciente) la credibilidad de la información que encuentres on line."

Lo que me lleva a la Red de Vacunación Australiana (AVN) que, a pesar de sonar como un nombre oficial, es en realidad un grupo de ciudadanos autoproclamados "expertos", que hacen una vigorosa campaña - en ocasiones engañosa (según los hallazgos de las quejas de la Comisión del Cuidado de la Salud) -, en contra de la vacunación, tanto en su página web y como en las conferencias que ofrecen en todo el país, a veces a futuros padres en clases prenatales.

Mientras hace públicos sus mensajes anti-vacunación, la AVN inteligentemente hace ver como que hay "dos partes" en el debate de la vacunación.

De hecho no hay dos lados, y no hay debate.

Por un lado está la ciencia, y no hay otro.

¿Y el argumento que se esgrime com que es una elección personal el no vacunar?... Bueno, es un poco como el argumento de que conducir tu coche borracho es una elección personal. Por otra parte, la vida de los bebés que son demasiado pequeños para ser vacunados, dependen de la inmunidad del resto de la comunidad.

Así que la elección de esta persona que trabajó conmigo, no sólo afectó a su familia. Su bien intencionada pero mal informada decisión tiene el potencial de dañar a mi familia. Y la tuya.

Ver (o incluso producir) un vídeo en YouTube, con algunas estadísticas con fondo orquestal, no es lo mismo que tener un título universitario o tener los resultados de una investigación revisada por pares. Estoy desconcertado por esta creciente sensación de que todo el mundo tiene el derecho - y hasta la obligación - de impugnar los hechos que se han establecido científicamente, de manera independiente y en repetidas ocasiones, durante años, incluso décadas.

"Haga su investigación" es la llamada de clarín, común a los llamados "expertos". Estas exhortaciones suelen ir acompañados de una lista de enlaces a artículos sesgados y sin fundamento científico, que respaldan sus afirmaciones. Es fácil engañar a la gente con gráficos aleatorios y declaraciones alarmistas.

Ciertamente no estoy sugiriendo convertirse en un rebaño de ovejas o de suspender el pensamiento crítico. Pero no es necesario "hacer mi investigación" antes de vacunar. O antes de aceptar que la Tierra es redonda y que existe la gravedad. Los científicos mucho más inteligentes de lo que soy yo, ya han hecho esta investigación y el veredicto es unánime. Gracias

Traducción de la nota de Mia Freedman, en The Sunday Telegraph, Sidney, Australia -

"Vaccination can't protect babies against stupidity" - 18/3/2012

Actualizado ( Lunes, 27 de Agosto de 2012 11:43 )
 

Dr. Ciro de Quadros - Un gladiador de las vacunas

E-mail Imprimir PDF

Entrevista de Ángeles López, para www.elmundo.es - Madrid (20/6/12)

El Dr. Ciro de Quadros, brasileño, lleva 30 años fuera de su país, pero fue gracias a sus primeros trabajos en la Amazonía brasileña lo que le llevó a tomar conciencia de que su destino estaba en el campo de las vacunas. Y no se equivocó. A sus 72 años, Ciro de Quadros, experto en Salud Pública, tiene el honor de haber sido el responsable de la eliminación del sarampión y la poliomielitis en Latinoamérica. Su acción no se ha limitado a ese continente, también ha sido protagonista de la erradicación de la viruela en África. Por todo ello, ha recibido el Premio Fundación BBVA Fronteras del Conocimiento en Cooperación al Desarrollo y allí, en la sede de esta Fundación, ha hablado con ELMUNDO.es de los retos en Salud Global y de cómo los países deben tener un papel estelar a la hora de eliminar de la faz de la tierra algunas enfermedades.

¿Cuál es la situación actual en relación a las vacunas?

Yo suelo decir que estamos viviendo el siglo de las vacunas. El pasado siglo fue el de los antibióticos y el de los quimioterápicos, pero éste es el de las vacunas. La comunidad internacional está muy interesada en ellas y ahora nos enfrentamos a varios retos. El primero sería utilizar las vacunas en su plenitud para que alcancen a toda la población. Y luego están las metas específicas, como terminar de erradicar la poliomielitis, para lo que falta muy poco, y luchar también contra el sarampión y la rubeola.

Leer más...
 
Página 1 de 3

Todas las noticias de vacunas

Seguinos en twitter SEGUINOS EN TWITTER

You are here: