Brotes de poliomielitis derivados de la vacuna (explicación)

Poco después de que el mundo celebrara el pasado 24 de julio, el éxito de Nigeria por cumplir un año sin un solo caso diagnosticado de poliomielitis, aparecieron nuevos brotes en niños de Ucrania y Malí. Dos de los casos en Ucrania resultaron ser "derivados de la vacuna", alimentando los temores locales sobre la vacuna y proveer de tema a los anti-vacunas en todo el mundo.

El 2 de septiembre, el Washington Post publicó un artículo titulado, aunque cierto, fue editado de una manera que dio lugar a malentendidos: "Brote de raro poliovirus mutante, originado por la vacuna en Ucrania, deja dos niños paralizados". El artículo ha sido mal citado por personas que creen que la inmunización es realmente responsable de un resurgimiento de la poliomielitis.

No hay cura para la polio, una enfermedad altamente contagiosa que en una pandemia dejó a cientos de miles de paralizados en todo el mundo. Sin embargo, desde los años 1950, existe una vacuna para ello. Dos, en realidad. E incluso a pesar de la posibilidad de las infecciones "derivadas de la vacuna", la inmunización universal sigue siendo la única manera de asegurarse de que no habrá más niños con parálisis en el futuro.

Quarz.com habló con el Dr. Jay Wenger, ex epidemiólogo del Centro de Control de Enfermedades (CDC), que ahora lidera el programa de erradicación de la poliomielitis de la Fundación Gates. Con el fin de despejar cualquier duda que pudiera causar a los padres el dejar a sus hijos sin vacunar y vulnerables, no duda en compartir la explicación al respecto.

¿Cómo funciona la vacuna contra la polio?

Los poliovirus se encuentran en la naturaleza en tres cepas diferentes: los tipos 1, 2 y 3. El poliovirus tipo 2 salvaje se ha eliminado con éxito a través de las campañas de vacunación, mientras tanto los dos restantes son altamente infecciosos y provocar parálisis.

Hay dos vacunas:

Vacuna contra la poliomielitis inactivada (VPI): Desarrollada por Jonas Salk, que ha estado en uso desde 1955 se compone de una dosis de virus muertos. Administrada en tres o cuatro dosis, mediante inyecciones. Su costo es de varios dólares por dosis, sin embargo, está disponible a 1 U$A por dosis en muchos países.

Vacuna antipoliomielítica oral (VPO): Fue desarrollada por Albert Sabin, y ha estado en uso desde 1960. Consiste en una versión atenuada del virus de la poliomielitis, administrada por vía oral, a través de gotas, en tres o cuatro dosis. Su precio es de $ 0,12 a $ 0,15 dólares y al no requerir inyecciones, puede aplicarse por personal no capacitado en enfermería.

Esta vacuna es la más ampliamente utilizada en el momento y no sólo por la sencillez y el costo: la VPO tiene la ventaja de inmunizar el intestino, que es donde el virus se reproduce y la eliminación del virus vacunal por las deposiciones, genera una vacunación indirecta en otros niños. Gracias a la vacuna VPO, el poliovirus salvaje se ha acorralado a las regiones de Pakistán y Afganistán.

En la actualidad, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que los países continúen las campañas de vacunación VPO hasta que toda su población sea declarada libre de polio (es decir, tres años después del último caso); a continuación, cambiar a la VPI o una combinación de las dos. Esto se debe a que, en casos muy raros, el uso de la vacuna antipoliomielítica oral puede conducir a brotes derivados de la vacuna.

¿Cómo ocurren brotes derivados de la vacuna?

Cuando los niños son vacunados con la VPO, el virus debilitado se queda en el estómago durante unas dos semanas, mientras el cuerpo desarrolla anticuerpos para ello. El virus se excreta a través de las heces, y se puede llegar a contaminar los reservorios de agua, especialmente en zonas con malas condiciones sanitarias, y ponerse en contacto con otros niños, sobre todo en las zonas muy pobladas.

Cuando los niveles de inmunización son altas, eso no importa, porque las posibilidades de que el virus entre en contacto con un niño no vacunado son extremadamente bajos. Cuando, por el contrario, los niveles de vacunación no han sido altos, el virus podría ser incorporado por un niño no vacunado.

Esto no quiere decir que el niño desarrollará la polio. Sin embargo, si el virus se propaga de un niño no vacunado a otro, o de miembros de la familia, y la cadena de transmisión se prolonga durante largos periodos de tiempo (por lo general, por lo menos 12 meses, aunque puede tomar menos), hay una muy pequeña posibilidad de que el virus atenuado pueda llegar a mutar de nuevo hacia una forma activa. Esto se conoce técnicamente como circulación de  virus derivado de la vacuna. Sólo ocurre en áreas donde los niveles de vacunación son muy bajos, para empezar.

¿Cómo manejamos los brotes derivados de la vacuna?

La buena noticia es que los brotes de polio derivados de la vacuna son mucho más fáciles de controlar que los brotes de polio salvaje, y representan una amenaza menos grave. La respuesta inmediata debe ser aumentar la cobertura de vacunación, no asustar a la gente. A más largo plazo, una vez que el virus salvaje de la poliomielitis desaparezca de todos los rincones del mundo, la inmunización VPO puede ser reemplazado por VPI, lo que minimiza el riesgo de mutaciones.

¿Hay otros escenarios de la infección de la polio?

Bueno, sí. En el 0.0001% de los casos, un niño que recibió la primera dosis de la vacuna VPO pueden desarrollar parálisis. El riesgo es mínimo en comparación con el riesgo de no vacunar a los niños y permitir que esta enfermedad altamente contagiosa se propague sin control.

Gracias a los esfuerzos mundiales de vacunación, desde 2000, según la OMS, más de 10 millones de dosis de VPO ha sido administrada a cerca de 3 mil millones de niños. Ahora estamos cerca de un mundo libre de polio. Una vez que el objetivo se logre, no habrá virus más virus vivos (en la naturaleza o debilitado en la vacuna) y todas las oportunidades posibles de contraer la poliomielitis paralítica será eliminado.

La única manera de llegar a ese punto es el camino que hemos seguido hasta ahora: vacunar, vacunar, vacunar.

Artículo de Annalisa Merelli (original en inglés)  - http://qz.com

Comparte este articulo

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn