Los movimientos anti-vacunas han generado la mayor epidemia de tos convulsa de los últimos 70 años en los EE.UU.

EDITORIAL DEL SITIO VACCINEWS.NET

La gran región del noroeste de los EE.UU., es conocida por su belleza natural. También es una región de alta tecnología con un alto nivel de educación de los ciudadanos - no es exactamente el tipo de lugar donde uno esperaría caer en la retórica anti-ciencia del movimiento anti-vacunas-.

Pero así es. Los anti-vaxxers han convencido a un número alarmantemente alto de los padres en el estado de Washington, de no vacunar a sus hijos. Una historia en The Seattle Times informó que el año pasado: "Washington: los padres están optando por no vacunar a sus niños de jardín de infantes a un ritmo mayor que en cualquier otro lugar del país." Esto a pesar del hecho de que la Fundación Bill & Melinda Gates (formado por el fundador de Microsoft, que tiene su sede en Seattle) es uno de los patrocinadores más importantes del mundo de la investigación de vacunas.

Leer más:Los movimientos anti-vacunas han generado la mayor epidemia de tos convulsa de los últimos 70...

Respuestas ante los grupos antivacunas

"Las vacunas han sido un milagro de la ciencia moderna que han salvado millones de vidas, erradicado una enfermedad (la viruela), controlado muchas enfermedades infecciosas y mejorado nuestra calidad de vida. En la actualidad, las enfermedades prevenibles por la vacunación se producen mucho menos en los países desarrollados que antes de la introducción de las vacunas. A pesar de esto, el uso rutinario de las vacunas se ve amenazado por un espectro de miedos, desinformación y propaganda antivacunación."

Así comienza el artículo resumen de la guía de ayuda para defender la vacunación, dirigida los médicos , traducido y publicado en www.intramed.net, cuyo artículo original fue editado en Human Immunology, el pasado 12 de abril (título original: The clinician's guide to the anti-vaccinationists' galaxy [ver abstract]).

El planteo de los miedos, desconfianza y movimientoa antivacunas, generan preocupación sobre las consecuencias futuras si declinan las coberturas de enfermedades inmunoprevenibles en los países que tienen buenos programas de inmunización, además de la coartación de posibilidades en el desarrollo y aplicación de promisorias vacunas.

Leer más:Respuestas ante los grupos antivacunas

Cuánto queda por hacer por las enfermedades inmunoprevenibles?

Enfermedades infecciosas como la viruela, la neumonía, diarreas por rotavirus, la malaria y el sarampión han causado estragos y muerte durante siglos en la población humana. Las huellas dactilares de estas enfermedades mortales se pueden encontrar en las páginas de la historia.

Ya en el año 460 aC, Hipócrates describía los terribles efectos de la neumonía. Cicatrices de viruela se puede observar en momias egipcias de más de 3.000 años de antigüedad. El filósofo y médico persa Rhazes, ha detallado la devastación que provocó el sarampión el siglo 10.

Sin las ventajas de la medicina moderna, nuestros antepasados tenían poca o ninguna defensa contra las enfermedades infecciosas, y las tasas de mortalidad eran altísimas. En 1531, por ejemplo, el sarampión era responsable de la muerte de la mitad de la población de Honduras. Además, algunas estimaciones históricas indican que las tasas de mortalidad durante las epidemias de viruela entre los nativos americanos en la primera parte del siglo 15, era de hasta el 90%.

Leer más:Cuánto queda por hacer por las enfermedades inmunoprevenibles?

¿Cómo desvirtuar los mitos que han estigmatizado las vacunas?

"La falsa asociación de una vacuna a una enfermedad tiene consecuencias desastrosas para su aceptación social y para la salud pública", asegura el doctor Juan José Picazo, Jefe del servicio de Microbiología Clínica del Hospital Clínico San Carlos de Madrid. "No existe el debate científico, lo que pasa es que la estupidez está implícita en el ser humano y los sapiens somos propensos a creer en teorías de la conspiración", apoya su colega, el doctor Josep Artigas Pallarés, Jefe de Neuropediatría del Hospital de Sabadell.

Leer más:¿Cómo desvirtuar los mitos que han estigmatizado las vacunas?

La desconfianza en las vacunas provoca que vuelvan fantasmas del pasado

Hace muchos años que enfermedades como el sarampión, la poliomielitis o la malaria han desaparecido de los titulares del periódicos y de los miedos de la sociedad, gracias a las vacunas, que han conseguido minimizar o incluso eliminar estos riesgos. Pero justamente el "olvido" por parte de la población de este tipo de enfermedades está provocando que muchos padres que les han perdido el miedo ya no vacunen a sus hijos frente a ellas, porque prácticamente no existen. Pero ésta es un arma de doble filo, porque la falta de vacunaciones suele provocar nuevos brotes de las enfermedades.

Leer más:La desconfianza en las vacunas provoca que vuelvan fantasmas del pasado