Mitos de la vacuna antigripal

A pesar de los estudios que demuestran que las vacunas contra la gripe son efectivas, menos de la mitad de todos los niños en los Estados Unidos (y aún menos los padres) están inmunizados cada año. El miedo y la desinformación provocan que muchas familias miren hacia otro lado con estos virus respiratorios potencialmente mortales. Una reciente encuesta de Ipsos Public Affairs, una empresa de investigación social, encontró que el 16% de los estadounidenses consideran que la vacuna es insegura y el 35% cree que la vacuna causa la gripe. "La tragedia es que los niños siguen muriendo de una enfermedad que se puede prevenir", dice el Dr. Blumberg. La sensibilización y la educación son fundamentales para tomar decisiones inteligentes acerca de la salud de la familia.

Estos son los principales mitos de la vacunación antigripal:

"Mi bebé ya tiene demasiadas vacunas"
Los médicos escuchan esto de muchos padres, pero ellos deben saber que los niños de 6 meses a 5 años tienen un alto riesgo de sufrir graves complicaciones relacionadas con la gripe, como la neumonía. De hecho, un promedio de 20.000 niños menores de 5 años son hospitalizados por gripe cada año, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), y más de un tercio de los niños que murieron durante la temporada de gripe 2012-13 eran menores de 4 años. Su sistema inmunológico inmaduro aún se está desarrollando y la capacidad de producir anticuerpos para luchar contra la enfermedad está disminuida, explican. Es por eso que los niños menores de 8 años que son vacunados por primera vez necesitan dos dosis separadas al menos por 28 días de diferencia. El primero se prepara el sistema inmunológico, mientras que el segundo comienza a proporcionar protección.

"La vacuna puede causar gripe"

Es imposible que los virus muertos o inactivados de la vacuna contra la gripe puedan causar la enfermedad, además de que debe saberse que las vacunas actuales contienen un "lisado" de virus (virus rotos).  Según los CDC, la novedosa vacuna en aerosol nasal contiene cepas vivas de la gripe, pero son demasiado débiles para provocar la enfermedad. Algunas personas que utilizan el spray nasal hacen reacciones como flujo nasal, dolor de garganta, o fatiga. "Estos efectos secundarios - que son leves y de corta duración en comparación con la gripe actual - indican que el cuerpo acumula anticuerpos para combatir la gripe", siguen explicando. Si usted o su hijo realmente se enferma de gripe poco después de ser vacunados, significa que el virus ya había entrado en su cuerpo antes o poco después de que usted recibió la vacuna, que a su vez necesita de unos 15 días para hacer efecto.

"Mi hijo tiene alergia al huevo y la vacuna le causará una reacción"
Tanto la vacuna habitual como la vacuna contra en aerosol nasal contienen pequeñas cantidades de alérgeno de huevo porque la vacuna se cultiva en huevos de gallina, por lo que a los niños con alergia al huevo,
se les ha dicho tradicionalmente que deben evitarla. Sin embargo, un estudio realizado en diciembre de 2012, en los Anales de Alergia, Asma e Inmunología, encontró que la cantidad de proteína de huevo es demasiado baja para provocar una reacción, incluso en aquellos que tienen una alergia severa al huevo (Una nueva vacuna contra la gripe, sin restos de huevo, FluBlok, estará disponible esta temporada para los adultos y se espera una versión para niños en los próximos años)

Fuente: Parents Magazine

Comparte este articulo

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn