Tétanos: Que no sea demasiado tarde

Dr. Carlos Köhler

"QUE NO SEA DEMASIADO TARDE"
Quiénes hemos pasado alguna vez por el Hospital Muñiz (señero en Infectología), recordamos vívidamente su famosa "Sala de Pulmotores"; donde habitaban (enclaustrados en esos aparatos que los mantenían con vida) aquellos que habían sobrevivido con graves secuelas a una infección tetánica. Seguramente, quién haya visto esta imagen patética e imborrable, o simplemente haya visto a alguien morir de tétanos, no descuida hoy su vacunación periódica.

Porqué el tétanos es aún en la actualidad, una enfermedad descuidada en parte... Porque se recuerda en los momentos en que se manifiesta el riesgo (heridas, pinchazos, quemaduras), pero es olvidada luego; especialmente en los adultos, quienes no cumplen con la revacunación necesaria cada 10 años.

A pesar de ser una enfermedad prevenible por vacunación, de amplia disponibilidad, sigue siendo la segunda causa de muerte por enfermedades inmunoprevenibles en el mundo luego del sarampión; pero la primera en el período neonatal (hacia esta forma están dirigidas las estrategias de la Organización Mundial de la Salud, OMS).

Se estima que el tétanos provoca un millón de muertes por año en el mundo, de los que el 50% corresponden a recién nacidos. El 80% de las muertes por tétanos neonatal se da en 12 países, aunque otros 13 tienen una tasa de mortalidad de más del 5 por mil. A la fecha, la enfermedad se circunscribe al 1% de las regiones del continente (cabe destacar que en la Argentina, los índices de tétanos neonatal son muy bajos, debido a la estrategia de vacunación sistemática de la embarazada).

Debe diferenciarse el tétanos del recién nacido, del que ocurre en otras edades de la vida. Este último es más frecuente en personas no vacunadas, con una mortalidad del 75% en mayores de 60 años.

Si todas las personas, niños y adultos, cumplieran debidamente durante toda su vida con el diagrama de vacunación antitetánica básico y los correspondientes refuerzos cada 10 años; ésta sería una enfermedad prácticamente inexistente.

Por último, vale recordar nuevamente los esquemas de vacunación antitetánica:
•  Básico*: se aplica actualmente por Calendario Nacional, combinada en la vacuna cuádruple (tétanos, coqueluche, difteria, haemophilus); a los 2-4-6 y 18 meses de edad. Luego se refuerza con la Triple al Ingreso Escolar. Por encima de los 6 años, se utiliza vacuna Doble (tétanos, difteria).
•  Refuerzos*: el primero a los 16 años, en coincidencia con la renovación del DNI; y luego cada 10 años (de por vida !!). En estos refuerzos y en las embarazadas se aconseja utilizar la vacuna Doble, ya que la difteria está en crecimiento en el mundo.

Nota: Las personas que sufren heridas o quemaduras simples y que tengan antecedentes de tener aplicadas al menos tres dosis de vacuna antitetánica, no deben ser inoculadas preventivamente con Gammaglobulina antitetánica. Si transcurrieron más de 10 años del último refuerzo, debe hacerse vacuna antitetánica solamente. La excepción la constituyen las grandes heridas y quemaduras o fracturas expuestas dónde sí se utiliza la Gammaglobulina combinada con vacuna y también en el caso de no existir antecedentes de vacunaciones previas.
Por lo tanto, no esperemos a la próxima lastimadura, revisemos hoy nuestro esquema de vacunación antitetánica y si es necesario, cumplamos con el refuerzo antes de que sea tarde.


Dr. Carlos Köhler
(Artículo publicado en el Suplemento de Salud del Diario La Nueva Provincia de la ciudad de Bahía Blanca - 9 de Enero de 2002).

* Nota del autor: tener en cuenta que el Calendario Nacional de Vacunación ha cambiado desde esta publicación.


Comparte este articulo

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn