Marcas

ENFERMEDAD VACUNA MARCAS NOVEDADES

 

VACUNAS ANTIGRIPALES

 

 

Nota importante: Las marcas o nombres fantasía contenidas en esta página corresponden a la farmacopea de la República Argentina, país de origen de este sitio; por lo tanto constituyen sólo una referencia para el mismo. Estas marcas pueden modificarse o no, e incluso diferir en otros países. No deben tomarse en ningún caso como indicación o sugerencia sin una consulta o prescripción médica.

Varias marcas

Nota: Las diferentes marcas pueden estar o no disponibles en las distintas temporadas invernales.

Vacuna Antigripal

ENFERMEDAD VACUNA MARCAS NOVEDADES

 

VACUNA ANTIGRIPAL

 

ACTUALIZADO AL 28/4/15
TIPOS DE VACUNAS
INDICACIONES
FORMAS DE APLICACIÓN
INMUNIDAD
CONTRAINDICACIONES
CALENDARIO NACIONAL

 

Existe suficiente fundamentacion médica para promover los beneficios de la prevención de esta enfermedad a través de la vacunación, especialmente en los grupos de alto riesgo.

Prueba de ello es el esfuerzo desplegado por la OMS, que ha implementado una red de monitoreo de los virus gripales, distribuida en más de 80 países en todo el mundo; además de los centros de referencia de Atlanta, Londres, Tokyo y Melbourne.

Este sofisticado sistema, le permite identificar las cepas de los virus gripales en circulación para la preparación de las vacunas de la siguiente temporada, aumentando así la probabilidad de que éstas sean más efectivas.

A partir de 1999, el hemisferio sur utiliza una fórmula propia, recomendada por la OMS a partir de la vigilancia centinela de Argentina, Brasil, Costa Rica, Chile, Uruguay, Venezuela y Perú.

Las vacunas antigripales contienen 3 cepas de virus de la gripe: dos del tipo A una del tipo B, que se actualizan, de acuerdo a la vigilancia mencionada, todos los años y suelen diferir entre el hemisferio norte y el sur. A la fecha, ya se han desarrollado también vacunas con 4 cepas, dos A y dos B.

Estudios realizados en distintos países demuestran la efectividad de la relación costo-beneficio, al analizar índices de morbimortalidad, ausentismo, hospitalización, costos médicos y costos de medicación sintomática; produciendo en forma directa un ahorro sustancial en el gasto de la seguridad social. A los resultados de estos estudios se los indica como más efectivos que los programas preventivos de hipertensión y de cáncer cervical uterino.

Tipos de Vacunas

1) A virus vivos atenuados: de buena respuesta inmunológica. Pueden administrarse por vía intranasal generando inmunidad a nivel de mucosas, lo que las transforma en un elemento de relevante importancia. En Julio del 2000 fue autorizada por la Food and Drug Administration (FDA) de los EE.UU. el lanzamiento para su mercado interno de una vacuna en aerosol, contra las cepas A y B de la gripe. Luego de las pruebas pertinentes, se concluyó que esta vacuna es segura y efectiva para personas adultas. La presentación en aerosol facilitaría su administración y su producción en grandes cantidades disminuiría los costos en forma significativa.

2) A virus inactivados: se producen a partir de tres cepas de virus gripal fraccionado (subvirión), inactivado y purificado, obtenidas en cultivos celulares de embrión de pollo. Ellas son: 2 cepas del tipo A y 1 del tipo B, cuyos elementos periféricos N (neuraminidasa) y H (hemaglutinina) son los responsables antigénicos del virus. La titulación está expresada en microgramos de hemaglutinina de cada cepa por dosis.

La eficacia de la vacunación varía entre un 70 y 95%. Debe renovarse anualmente por la variación de cepas y la declinación de anticuerpos.

Indicaciones

Indica generales de acuerdo a grupos (ver Calendario Argentino):

1) Grupos de alto riesgo:

Mayores de 65 años.

Niños y adultos con enfermedades crónicas: pulmonares (incluye asma); cardíacas; metabólicas (incluye diabetes); renales; anemias crónicas; hemoglobinopatías; inmunosupresión (incluye VIH +).

Niños y adolescentes (6 meses a 18 años) que reciben terapia prolongada con aspirina, ya que el riesgo de un síndrome de Reyé aumenta luego de la infección por virus Influenza.

Personas que viven en instituciones cerradas, como geriátricos, colegios de internados, cuidado de enfermos crónicos, etc.

Embarazadas en cualquier trimestre del embarazo. Las gestantes son más vulnerables: el riesgo de hospitalización por complicaciones de gripe es 4 veces más alto que en las no embarazadas. Por otra parte, el recién nacido queda protegido durante los primeros meses de vida por la transferencia de anticuerpos maternos.

Niños entre los 6 meses y los 2 años.

Personas en contacto con aves vivas.

Individuos con trastornos neuromusculares que impidan el adecuado manejo de las secreciones respiratorias.

Infectados HIV.

Viajeros hacia zonas epidémicas.

2) Grupos que pueden transmitirla a personas en riesgo:

Médicos, enfermeras u otro personal sanitario.

Empleados de geriátricos o instituciones de cuidado de enfermos crónicos.

Enfermeras o voluntarias que atienden a pacientes en su domicilio.

Miembros de la familia de un enfermo de alto riesgo.

3) Grupos potenciales:

Personas que prestan servicios esenciales a la población (bomberos, servicios de emergencia, fuerzas de seguridad, defensa civil, etc.).

Miembros de distintas comunidades cerradas.

Población en general que quiera prevenirse contra la gripe (la OMS sugiere su aplicación en forma universal).

Nota 1: Los estudiantes deben ser especialmente tenidos en cuenta durante las epidemias, como factor de bloqueo de las mismas.

Nota 2: Se puede administrar simultáneamente con otras vacunas, aunque aplicadas en sitios diferentes. La aplicación reciente de gammaglobulina no interfiere en la respuesta inmune a esta vacuna.

Formas de Aplicación


1) De 6 a 35 meses (menores de 3 años):

- 0.25 ml. (1-2 dosis). (*)

2) De 3 a 8 años:

- 0.5 ml. (1-2 dosis). (*)

3) Mayor de 9 años y adultos:

- 0.5 ml. (1 dosis).

(*) En los grupos 1 y 2, la segunda dosis se aplica si es el primer año que el bebé o el niño recibe la vacuna antigripal. En años posteriores no es necesaria una segunda dosis.

Inmunidad

A partir de la aplicación de la vacuna antigripal, el nivel de anticuerpos llega a su máxima protección hacia la 2a semana y permanecería en ese nivel durante 1 año. En un seguimiento se detectó que el 90% de los adultos jóvenes y de edad media mantienen anticuerpos entre los 12 y 15 meses posteriores. En los menores de 9 años que son vacunados por primera vez, los títulos protectores se alcanzan a las dos semanas de la segunda dosis.

La eficacia clínica en los adultos sanos menores de 65 años es del 70 al 90%, con una variabilidad que está dada por la similitud entre las cepas circulantes y las contenidas en la vacuna. Si bien en grupos de mayor edad la eficacia es menor, especialmente en mayores de 70 años, previene complicaciones secundarias y reduce el riesgo de hospitalización y muerte por gripe.

 Nota: La influenza podría tener un curso más prolongado y con mayor riesgo de complicaciones en las personas con HIV. La vacunación en estas personas sería conveniente. Si bien la respuesta de anticuerpos puede ser baja, no está recomendada una dosis de refuerzo.

Contraindicaciones

Hipersensibilidad a los principios activos, a alguno de los excipientes y a los residuos (por ejemplo, huevo o proteínas del pollo) o antecedente de reacción anafiláctica en una vacunación previa contra la gripe. Menores de 6 meses. Afecciones febriles hasta su curación.

Falsas Contraindicaciones: Embarazo, lactancia materna, intolerancia o alergia no severa al látex, timerosal o huevo, administración concurrente de aminofilina,  conviviente de paciente inmunosuprimido, infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), tratamiento con antibióticos o convalecencia de enfermedad leve o tratamiento antiviral contra la infección por virus influenza, tratamiento con corticoides, enfermedad aguda benigna: rinitis, catarro, tos, diarrea

Efectos adversos: muy pocos. En un tercio de los vacunados se presenta dolor local, fiebre y decaimiento, especialmente en aquéllos que nunca padecieron gripe o nunca fueron vacunados. Aparecen entre las 12 y 48 horas después de su aplicación.

Calendario Nacional de Vacunación (Argentina)

Calendario Nacional de Vacunación (Argentina)

A través de la resolución 35/2011 publicada el 19/1/2011 en el Boletín Oficial del Ministerio de Salud, fue incorporada la vacuna antigripal en el Calendario argentino, gratuita y obligatoria para los siguientes grupos:

Personal de salud

Embarazadas (en cualquier momento de la gestación) y puérperas (que no hubieran recibido la vacuna, al alta o hasta 10 días del alta)

Niños entre 6 y 24 meses (no necesitan indicación médica)

Personas de 2 a 64 años, con enfermedades de base (enfermedades respiratorias, cardíacas e inmunodeficiencias congénitas o adquiridas -no oncohematológica-, pacientes oncohematológicos y trasplantados, otras -ver cuadernillo-). Estos grupos necesitan indicación médica aclarando a que grupo pertenecen.

Personas de 65 años en adelante (no necesitan indicación médica).

 

CALENDARIO ARGENTINO DE VACUNACIÓN

Gripe o Influenza

ENFERMEDAD VACUNA MARCAS NOVEDADES

GRIPE O INFLUENZA

 

ACTUALIZADO AL 6/2/17

AGENTE CAUSAL
CLÍNICA
MORBILIDAD Y MORTALIDAD
SITUACIÓN ACTUAL

 Es conocida mundialmente como Influenza desde 1510, cuando - se dice - duranteuna epidemia de esta enfermedad en Italia, el Papa Benedicto XIV le atribuyó cierta "influencia" a las estrellas. Se la responsabiliza como causa de epidemias desde el año 1173, y desde entonces como causal de muerte de millones de personas.

En 1918 y 1919, se la conoció como gripe española y afectó a un quinto de la población mundial, provocando 21 millones de muertes en menos de un año.

Virus gripal

 Recién en 1933 fue aislado el virus y más tarde, en la década del '50, se desarrolló la primera vacuna. A pesar de ello, en 1947, 1957/58 (gripe Asiática), 1968/70 (gripe de Hong Kong), y en 1977, se produjeron pandemias. Anualmente, entre el 5 y 15% de la población mundial se ve afectada, pero en las comunidades cerradas puede alcanzar hasta el 60%.

En el hemisferio sur, los brotes habituales de gripe suelen aparecer entre mayo y septiembre, aunque pueden presentarse más temprano.

  Nota: En el año 2009, después de mucho tiempo, la OMS decretó el nivel 6 de alerta, que equivale a pandemia, a causa de la cepa H1N1. Luego de que la misma no tuviera la trascendencia que se le había dado, en gran parte gracias al caudal de aplicación de la vacuna, generó en años posteriores una declinación de la vacunación en todo el mundo.

 

Agente Etiólogico

El virus influenza, miembro de la familia Orthomixoviridae. Los tipos antigénicos son: A, B y C, aunque se sabe que solo los dos primeros afectan significativamente al hombre. La gripe de tipo A es la epidémica, mientras que la B suele ser de carácter más leve.

Los virus de la gripe se clasifican por sus antígenos solubles, el lugar y la fecha en que fueron aislados y los antígenos de superficie H (hemaglutinina) y N (neuraminidasa). Ejemplo: la gripe virus A-Bangkok 1-79 (H3N2), es un virus tipo A aislado en Bangkok en Enero de 1979, con antígenos de superficie de subtipo H3 y N2.

El virus modifica sus antígenos de superficie: mutación conocida como "flotación antagónica" que produce nuevos subtipos cada 2 o 3 años. Estos cambios son desviaciones antigénicas menores (drift) y cambios antigénicos mayores (shift).

Nomenclatura del virus A

 Otros "cambios antigénicos" en los antígenos de superficie, se darían cada 10 años por redistribución genética entre virus humanos y animales del tipo A. Estos mecanismos no permiten que haya personas inmunes y por ello se producen epidemias o pandemias periódicas. La enfermedad es estacional y ocurre habitualmente en invierno, aunque en climas tropicales puede darse luego de cambios bruscos en las temperaturas.

En el hemisferio sur, los brotes habituales de gripe suelen aparecer entre mayo y septiembre, aunque pueden presentarse más temprano.

La OMS estima 1 billón de casos por año en el mundo, con un promedio de 400.000 muertes. Las pandemias se producen con intervalos que varían en décadas y se propagan rápidamente.

  Nota: En el año 2009, después de mucho tiempo, la OMS decretó el nivel 6 de alerta, que equivale a pandemia, a causa de la cepa H1N1. Luego de que la misma no tuviera la trascendencia que se le había dado, generó en años posteriores una declinación de la vacunación en todo el mundo.

Clínica

Es muy infecciosa y fácilmente transmisible por tos o estornudo. Otra forma de contagio es a través de pañuelos o ropas contaminadas. Estornudo: forma de contagio de la gripe Gentileza CDC Las partículas se depositan en el epitelio respiratorio y son "barridas" por las cilias de la membrana mucosa, aunque muchas veces estas micropartículas llegan directamente al tejido alveolar, burlando ese mecanismo primario de defensa. Infectan rápidamente: se adhieren a las células epiteliales del huésped mediante clavos de hemaglutinina y las penetran por endocitosis. Allí se replican y nuevos virus se extienden a otras células.

Tiene una incubación corta (2 a 5 días), dando síntomas leves, moderados o graves. Es altamente contagiosa desde un día antes de aparecer y hasta 7 días después. Los escolares suelen ser los principales diseminadores (tasa de ataque: 10-40%).

La enfermedad presenta fiebre alta, cefalea, dolor de garganta, dolores musculares, tos seca, congestión conjuntival, postración, complicaciones pulmonares. Se confunde con el resfrío común o virosis respiratorias, que presentan solamente síntomas locales. Estos síntomas pueden extenderse 3 a 5 días, aunque la debilidad general puede extenderse más.

Morbilidad y Mortalidad

Puede complicarse, especialmente en la tercera edad, en niños o enfermos crónicos. La complicación habitual es la pulmonar: la temida neumonía gripal. Aunque puede sobreagregarse una neumonía bacteriana, la gripal, por sí sola, es la principal causa de mortalidad.

Otra complicación es la encefalopatía asociada con edema cerebral, durante la fase aguda de la gripe. El síndrome de Reyé acompaña habitualmente a esta afección en los niños, con una mortalidad del 40%.

Las tasas de hospitalización son altas en niños y mayores de 65 años. La mortalidad en mayores de 60 años se ha calculado en el 75.9 cada 100.000 casos y de 2.7 cada 100.000 en niños. Estudios asociados sugieren que alrededor del 50% de las muertes debidas a complicaciones post-gripales, suceden en personas con enfermedades cardíacas, y alrededor del 25% en aquéllos con enfermedades pulmonares.

Situación Actual

Luego que en 1997, la Argentina sufriera un brote atípico e inesperado de la cepa Sidney, la OMS intensificó la vigilancia a través de sus principales centros "centinela" en Estados Unidos, Australia, Japón y Gran Bretaña, además de los Grupos Regionales de Observación e instaló, desde 1998, una doble recomendación, adecuada al inicio de la temporada fría en ambos hemisferios, norte y sur ("WHO INFLUENZA PROGRAMME"). Para el Hemisferio Sur, la recomendación se hace en septiembre y la vacuna está disponible en marzo.

GRIPE PANDÉMICA - ARGENTINA 2009/10: Se notificaron 1.479.108 casos de Enfermedad Tipo Influenza (ETI). Se recibieron 28.792 muestras y se confirmaron 12.080 casos de Influenza pandémica (H1N1), con 626 fallecidos asociados a la enfermedad, distribuidos en 21 provincias (quedó un pool de 247 muestras en estudio).

El inicio de la circulación autóctona del virus A H1N1 se dio a partir del 17 de mayo de 2009, con un pico máximo entre el 20 de junio y el 3 de julio, con una transmisión generalizada en todo el país. El grupo de edad más afectado entre los casos graves confirmados para H1N1, fueron los menores de 5 años (76,41 casos por 100.000), seguidos por el grupo de 45 a 64 años (26/100.000).

Entre los fallecidos por insuficiencia respiratoria aguda (IRA) grave, el grupo más afectado fue el de adultos de 50 a 59 años. Lo siguieron los de 40/49; 30/39; 0/9; 20/29; >60; 10/19. Llamativamente, en el grupo de 20 a 29 años, las mujeres superaron a los varones en un 80%.

En el estudio de casos hospitalizados fallecidos por el virus de Influenza A H1N1, se observaron 332 casos. El grupo con mayor mortalidad fue el de menores de 9 años (intervalos de edad de 10 años), y la mediana de edad de los fallecidos fue de 36 años.

Según las normas de monitoreo de la pandemia de la Organización Mundial de la Salud, para Febrero de 2010, la Argentina se encontraba con dispersión geográfica generalizada, tendencia sin cambios (según vigilancia epidemiológica intensificada), intensidad leve de actividad de ETI y bajo impacto en los servicios de salud.

Nota: estos datos fueron tomados del Ministerio de Salud de la Nación, correspondentes al período de brote de 2009 hasta el 20 de Febrero de 2010.

Gráficos del año 2011- Corredor endémico 2005-2010

Ministerio de Salud - Presidencia de la Nación

 

Fuente: Guía Práctica de Vacunación - Dr. Carlos Köhler - 5 Ediciones