Marcas

ENFERMEDAD VACUNA MARCAS NOVEDADES

 

VACUNAS ANTIRRUBEÓLICAS

 

 Nota importante:  Las marcas o nombres fantasía contenidas en esta página corresponden a la farmacopea de la República Argentina, país de origen de este sitio; por lo tanto constituyen sólo una referencia para el mismo. Estas marcas pueden modificarse o no, e incluso diferir en otros países. No deben tomarse en ningún caso como indicación o sugerencia sin una consulta o prescripción médica.

Monovalente

IMOVAX RUBEOLA

 RU-VAX

Combinada con a/sarampionosa (Doble viral)

 VARIAS MARCAS

Combinada con a/sarampionosa y a/parotidítica

MMR II

TRIMOVAX

TRIVIRATEN

Vacuna doble y triple viral

ENFERMEDAD
VACUNA MARCAS NOVEDADES

 

VACUNAS DOBLE (1) Y TRIPLE VIRAL (2)

 

ACTUALIZADO AL 15/3/18
INDICACIONES Y EDAD
EFECTOS COLATERALES
CONTRAINDICACIONES
CONSERVACIÓN
CALENDARIO ARGENTINO

1) La vacuna Doble viral (SR) contiene 2 tipos de cepas de virus vivos atenuados, conformando así una vacuna antisarampionosa y antirrubeólica en forma simultánea.

2) La vacuna Triple viral (SRP) suma la antiparotidítica (contra las paperas) a la anterior.

La infraestructura montada años atrás para el Control del Sarampión, facilitó la incorporación de estas vacunas a los Calendarios Oficiales: ésto permite, de mantenerse altas coberturas, un gran avance en el control de paperas y fundamentalmente del Sindrome de Rubeola Congénita (SRC).

Cada una de las vacunas integrantes se describe en forma individual en los capítulos correspondientes.

 Nota: El 99% de los que reciben 2 dosis, desarrollan inmunidad contra cada una de estas enfermedades. No hay "edad tope" para el uso de estas vacunas ni de sus componentes por separado.

Indicaciones y edad

De rutina al año de edad e ingreso escolar como Triple viral. A los 11 años, de no existir dos dosis previas aplicadas (ver Calendario Oficial). La Doble viral se utiliza para campañas y en embarazadas

Otras: Infección por HIV. Asplenia. Insuficiencia renal. Diabetes. Mucoviscidosis. Cardiopatías congénitas. Mujeres en edad fértil no inmunizadas.

 Si se interrumpe el esquema de vacunación debe completarse con la dosis faltante sin tener en cuenta el tiempo transcurrido desde la última dosis, aunque se recomienda la conveniencia de no demorar su aplicación. El intervalo mínimo entre las dosis es de 1 mes.

Nota:

En inmunocomprometidos tener en cuenta:

- El niño infectado HIV, asintomático y sintomático con recuento de TCD4 >14 %, debe cumplir con el esquema de vacunación antisarampionosa, antirrubeólica y antiparotidítica.
- En los huéspedes oncológicos, transplantados, con enfermedades autoinmunes o inmunodeficientes congénitos, la indicación de la vacunación es personalizada.

Efectos Colaterales

Fiebre: entre el 5° y 12° días (puede llegar a los 39.5° C. y no dura más de 2 días). Ésto sucede en el 5-15% de los vacunados. Se describen 333 casos cada 1.000.000 dosis aplicadas y no se han asociado a efectos a largo plazo.

Rash: presente en el 5%.

Artralgias: en el 25% de mujeres jóvenes susceptibles, que se atribuye al componente rubeola.

Reacciones alérgicas: son muy raras. La anafilaxia (1 a 50 cada millón de dosis) se puede presentar en la primera hora postvacunación. La preparación actual de estos agentes inmunizantes prácticamente las ha desterrado.

Excepcionales:
- Púrpura trombocitopénica (33 cada millón de dosis).
- Meningoencefalitis: cepa J. Lynn (1 cada 800.000 dosis); cepa Urabe (1 cada 2000-14.000 dosis).

Contraindicaciones

1) Absolutas:

Inmunodeficientes severos (en el caso de los niños, debe aplicarse antisarampionosa).
Alérgicos severos al huevo

2) Transitorias:

Las embarazadas. Esto es por el riesgo teórico para el feto, ya que no hay casos demostrados. En mujeres fértiles a vacunar, debe recomendarse evitar el embarazo durante 1 mes. De todas maneras, de haberse producido la vacunación en forma inadvertida durante el embarazo temprano, no existe razón para la interrupción del mismo.

Los afectados por enfermedades agudas. Una vez mejorados, deben vacunarse.

Las personas que hubieran recibido previamente sangre o derivados, o inmunoglobulinas. Éstos entran en las generales de vacunas a virus vivos: para evitar que los anticuerpos neutralicen el virus vaccinal, deben ser inmunizados 2 semanas antes o 3 meses después de esas prácticas.

Los tuberculosos: la TBC puede ser reactivada por el sarampión. Aunque no se ha demostrado que con la vacuna pasa lo mismo, no debería vacunarse a un tuberculoso hasta un mes después de tratamiento activo.

Los inmunocomprometidos: deben vacunarse los contactos susceptibles de estos pacientes, ya que el virus vacunal no es transmitido. De entrar en riesgo de contagio, deben ser inoculados con inmunoglobulina.
Historia de trombocitopenia o púrpura trombocitopénica.

No son contraindicaciones: prueba de PPD+; lactancia; contacto con embarazadas; mujeres en edad fértil; dermatitis o enfermedades gastrointestinales; enfermedades respiratorias o cardíacas crónicas; tratamientos con corticoides a dosis bajas por menos de quince días, o con corticoides inhalatorios; convivientes inmunosuprimidos; HIV asintomático; desnutridos; intolerancia (no alergia) al huevo. Por el contrario, los riesgos que se asumen al no vacunar pueden ser muy graves.

Conservación

Entre 2ºC y 8ºC. No deben congelarse. 

Las vacunas se presentan liofilizadas para reconstituir exclusivamente con su diluyente apropiado. Pueden contener trazas de antibióticos.

Permanecen viables durante 2 años desde la fecha de expedición del laboratorio productor. Entre 22º y 25º C se mantienen durante 30 días y, entre 35º y 37º C, durante 7 días. El frasco multidosis, una vez iniciado su uso, se debe desechar después de una jornada de trabajo (6 horas), siempre refrigerada a la temperatura indicada.

Calendario Nacional de Vacunación (Argentina)

Triple viral: Su aplicación en la Argentina, fuera del calendario oficial, data de fines de los años '70. Desde 1997, fue incorporada al Calendario Nacional de Vacunación Obligatoria reemplazando a la antisarampionosa:

1 dosis al año de edad

1 dosis al ingreso escolar o 6 años de edad

A partir de Abril de 2003, se indica una dosis a todos los niños y niñas de 11 años que no hayan recibido previamente al menos dos dosis (o una de Triple viral y una de Doble viral).

Doble viral:

 Adolescentes y Adultos: Debe aplicarse una dosis de vacuna (SR) a varones y mujeres que no registren 2 dosis en su historial de vacunación. Las mujeres en edad fértil deberían ser vacunadas en el puerperio o post-aborto inmediato (en la maternidad o al aplicar la BCG al recién nacido).

 Debe usarse de rutina cuando no se disponga de vacuna Triple viral.

 Manejo de contactos:se usa para acciones de control de foco en brotes (Programa Integrado de Eliminación de Sarampión-Rubeola.

Mujeres en el posparto o posaborto inmediato (en la maternidad o al aplicar la BCG al recién nacido).

 Es de uso habitual en las campañas masivas de vacunación.

CALENDARIO ARGENTINO DE VACUNACIÓN

Rubeola

ENFERMEDAD VACUNA MARCAS NOVEDADES

 

RUBEOLA

 

ACTUALIZADO AL 15/8/14

AGENTE ETIOLÓGICO

EPIDEMIOLOGÍA

CLÍNICA

DIAGNÓSTICO
ESTRATEGIA

La también llamada 3a. enfermedad, era conocida antiguamente como Sarampión alemán y considerada como una variante del Sarampión o la Escarlatina. También se la conoció como Sarampión rojo y Sarampión de los 3 días.

En 1914 se teorizó sobre su origen viral y recién en 1938  lo confirmaron Hiro y Tosaka. En 1940, durante una epidemia en Australia,  un  oftalmólogo reportó 78 casos de cataratas congénitas en bebés nacidos de madres infectadas en el primer trimestre del embarazo:  fue  el primer dato reconocido del Sindrome de Rubeola Congénita (SRC).

Agente Etiólogico

Es un rubivirus (ARN) de la familia Togaviridae, aislado en 1962 por Parkman y Weller.

Epidemiología

Es una enfermedad endémica, salvo en algunos archipiélagos, de comunidades cerradas, en dónde se presentan brotes epidémicos cada 10 a 15 años. El reservorio es el ser humano. En la era pre-vacuna, los brotes se repetían cada 6-9 años y más de 20.000 niños nacían anualmente con SRC en la Región de las Américas.

La inmunidad del RN durante los primeros 6 a 9 meses, está generada a través de la placenta, por las madres que sufrieron la enfermedad. Luego se pierde y se adquiere en forma activa por infección o vacuna.

En los no vacunados es una enfermedad de la infancia, pero los adolescentes y adultos la sufren en mayor medida que el sarampión o la varicela. Por ello, en los países dónde la cobertura de vacunación es buena, la enfermedad se ha desplazado a edades mayores.

Entre 1963 y 1965 una epidemia de rubéola se extendió por todo el mundo. Sólo en los Estados Unidos se produjeron:

12.500.000 casos
2.000 encefalitis
11.250 abortos (entre quirúrgicos y espontáneos)
2.100 muertes neonatales
20.000 Sindromes de Rubeola Congénita

Estos datos revelan la importancia de tener controlada esta enfermedad.

Clínica

Se clasifica de dos maneras:

1) Post-natal:

Es una enfermedad infectocontagiosa, común en la infancia y juventud. Da síntomas generales leves: exantema máculopapular difuso, estado febril y adenopatías suboccipitales, postauriculares y cervicales posteriores (que son características de esta patología, antecediéndola entre 5 a 10 días). El 25 a 50% cursa en forma subclínica. En niños mayores y adultos (mujeres fundamentalmente), puede dar poliartralgias. Aunque en general no deja secuelas, puede complicarse con encefalitis o trombocitopenia.

Esta forma se transmite por contacto directo o por gotitas de Pflügge. Predomina a fines del invierno y comienzos de primavera. En comunidades pequeñas o cerradas, durante un brote suelen padecerla todos los susceptibles. El período de incubación varía entre 14 y 21 días. El contagio se produciría desde pocos días antes del exantema y hasta 7 días después del inicio del mismo (aunque estudios hechos en voluntarios, mostraron presencia del virus rubeola en secreciones nasofaríngeas desde 7 días antes y hasta 14 días después).

2) Congénita:

Más del 25% de los fetos cuya madre padeció rubeola durante el primer trimestre del embarazo, son afectados. Puede producir muerte uterina o aborto espontáneo.
Las patologías asociadas con esta enfermedad son: oftalmológicas (microoftalmía, cataratas, corio-retinitis), cardiológicas (conducto arterioso persistente, estenosis periférica de la arteria pulmonar, etc.), auditivas (sordera neuro-sensorial) y neurológicas (microcefalia, meningoencefalitis, retraso mental).

Además presentan retardo del crecimiento, hepatoesplenomegalia, ictericia y lesiones similares a las purpúricas. Muchas de las rubeolas maternas pueden cursar en forma asintomática y los casos leves del feto, se diagnostican varios meses o años después del nacimiento (sordera parcial o manifestaciones cardíacas leves). Después de la vigésima semana de gestación, la infección fetal es casi nula.

Los lactantes con SRC pueden eliminar el virus en sus secreciones y orina durante un año o más, afectando así a otras personas susceptibles. De todas maneras, esta susceptibilidad se ha mantenido antes y después de la vacuna, en un 10 a 20%.

Diagnóstico

Debe recordarse que ya no se acepta el diagnóstico de rubeola sin la confirmación de laboratorio (ésto es válido también en forma retrospectiva). Por otra parte, se estima que alrededor del 15 % de las mujeres en edad fértil no han padecido rubeola.

Por lo tanto, deben evaluarse convenientemente a aquellas mujeres en período de fertilidad que refirieran haber padecido esta patología.

Estrategia

Los países que hayan incorporado en su calendario oficial de vacunación a la vacuna Triple viral (contra el sarampión, rubeola y paperas), deben seguir las mismas estrategias de cobertura y vigilancia epidemiológica que las usadas contra el sarampión (ver).

La Argentina tiene su estrategia de Control y Erradicación del Sindrome de Rubeola Congénita, al incorporar a la vacunación ya instalada de los niños de 1 y 6 años, a aquéllos de 11 años que no registren al menos dos dosis y a las mujeres en el post-parto o post-aborto inmediato (a partir de Abril de 2003).

Se insiste en intensificar la vigilancia desde los hospitales de referencia, centros de salud y médicos relacionados con esta patología: pediatras, cardiólogos, otorrinolaringólogos y oftalmólogos.

 

 

Vacuna antirrubeólica

ENFERMEDAD VACUNA MARCAS NOVEDADES

 

VACUNA ANTIRRUBEÓLICA

 

ACTUALIZADO AL 15/8/14
INDICACIONES Y ESTRATEGIAS
CONTRAINDICACIONES
EFECTOS COLATERALES
CALENDARIO ARGENTINO
CONSIDERACIONES

A virus vivos atenuados, se presenta en forma aislada o combinada con antiparotiditis y antisarampionosa.
Ver (Triple viral).

Se comenzó a usar en 1969, con otras cepas distintas a la actual. La utilizada desde 1979 a la fecha, contiene la cepa Wistar RA 27/3, obtenida del cultivo de células diploides humanas.

La vacuna induce anticuerpos en más del 98% de los vacunados. La inmunidad que confiere es como mínimo de 10 años, y probablemente, de por vida. Actualmente, con criterio similar que para el sarampión y parotiditis (falla primaria), se aconsejan al menos dos dosis, por los efectos potenciales de esta enfermedad: el sindrome de Rubeola Congénita (SRC).

Indicaciones y Estrategias de Vacunación

En el caso de Argentina, esta vacuna ha sido incluida en el Calendario Oficial gratuito, en la Triple viral (MMR o SRP). En los países donde aún no está incluida, la estrategia de vacunación se basa en interrumpir la transmisión del virus rubeola entre los niños de corta edad y garantizar que las mujeres adultas en edad fértil estén inmunizadas.

Es aconsejable seguir la siguiente estrategia:

1) Las niñas y varones susceptibles pueden vacunarse en su infancia o en su defecto al inicio de la pubertad; siendo muy importante que todos tuvieran al menos dos dosis. Recordar que el diagnóstico clínico de rubeola no es confiable y no debe aceptarse como indicador de inmunidad.

2) Debe vacunarse a las mujeres post-púberes que se ignora si son inmunes a la rubeola. Debe advertírseles que no deben quedar embarazadas antes de 28 días (MMWR - 12/01/2002 - [las normas anteriores sugerían 3 meses]). Si están embarazadas no deben ser vacunadas, pero deben serlo en forma inmediata luego del parto (en el caso de la administración de Inmunoglobulina anti-Rho(D), puede ser aplicada simultáneamente). La alimentación materna no es una contraindicación.

3) Deben ser vacunados todos los individuos susceptibles de instituciones educativas o de cuidado diurno, personal de salud, etc.; dónde pueden diseminar o quedar expuestos al virus rubeola.

Otros aspectos:

Se sugiere:
a) Discriminar la notificación de SRC y documentar.
b) Concientizar a nivel de las Sociedades Científicas (Gineco-obstétricas y Pediátricas), para su prevención desde el consultorio a través de la consulta rutinaria (puericultura, adolescentes, puérperas).
c) Elaboración de Programas de educación y concientización de la población.
d) Buena accesibilidad a la serología.
e) Pesquisa rutinaria de rubeola en las embarazadas, a través de la seguridad social junto con Hepatitis B.
f) Incluir la pesquisa en el exámen prenupcial obligatorio.
Contraindicaciones

Ver Triple viral.

Efectos Colaterales

Muy pocos, aún en adultos, que pueden aparecer entre 7 y 21 días después de su aplicación (porcentaje muy bajo): fiebre, exantema, linfoadenopatías. No hay reacciones importantes en personas ya inmunes. Se han referido artralgias, parestesias y mialgias. En mujeres post-púberes susceptibles se han reportado artralgias y artropatías menores (25%) o artritis franca (10%), todas transitorias. No se han demostrado artropatías crónicas relacionadas con la vacuna.

Calendario Nacional de Vacunación (Argentina)

A partir de 1997, esta vacuna, integra el calendario oficial, incorporada en la Triple viral. Ya en el Consenso Nacional de Vacunas de Mayo de 1994, se recomendaba reemplazar en el Calendario Nacional de Vacunación Obligatoria, la vacuna antisarampionosa por la Triple viral (antirrubeólica, antiurliana, antisarampionosa), a los 12 meses de edad y un refuerzo al Ingreso Escolar.

A partir de Abril de 2003, se indica una dosis a todos los niños y niñas de 11 años que no hayan recibido previamente al menos dos dosis. Al mismo tiempo, se indica la vacunación con Doble viral (antisarampionosa + antirrubeólica) de las mujeres en el post-parto inmediato (en la maternidad o al aplicar la BCG al recién nacido).

Esta estrategia ha tenido éxito comprobado en todos los países que la implementaron, ya que aprovecha la aplicación simultánea de 3 inmunizantes; impactando en la morbilidad de otras tantas enfermedades importantes y aprovechando todos los recursos destinados hasta la actualidad en el Programa de Control del Sarampión. Esta norma, mantenida en el tiempo, debe por sí sola, prevenir el Sindrome de Rubeola Congénita.

Consideraciones

No se recomienda su aplicación durante el embarazo, aunque no se han descripto trastornos en bebés cuyas madres fueron vacunadas con antirrubeólica accidentalmente durante su gestación. A su vez distintos seguimientos descartan la aparición de alteraciones congénitas por vacuna (CDC); por lo tanto no debe interrumpirse el embarazo.

La vacunación de niños en contacto con embarazadas no constituye ningún riesgo.

La vacuna o inmunoglobulina después de la exposición no evita la enfermedad ni el sindrome de rubeola congénita, por lo tanto no tienen indicación.

Para más datos ver vacuna Triple viral

 

CALENDARIO ARGENTINO DE VACUNACIÓN