Marcas

ENFERMEDAD VACUNA MARCAS NOVEDADES

 

VACUNAS ANTITIFOIDEAS

 

 

Nota importante: Las marcas o nombres fantasía contenidas en esta página corresponden a la farmacopea de la República Argentina, país de origen de este sitio; por lo tanto constituyen sólo una referencia para el mismo. Estas marcas pueden modificarse o no, e incluso diferir en otros países. No deben tomarse en ningún caso como indicación o sugerencia sin una consulta o prescripción médica.

Polisacárido Vi purificado

TYPHIN VI

 

A virus vivos atenuados

 VIVOTIF

Vacuna Antitifoidea

ENFERMEDAD VACUNA MARCAS NOVEDADES

 

VACUNA ANTITIFOIDEA

 

 

ACTUALIZADO AL 10/10/13
TIPOS DE VACUNA
INDICACIONES
CONTRAINDICACIONES
EFECTOS COLATERALES

Es una vacuna con polisacáridos capsulares purificados (antígeno Vi), de administración parenteral. La vacuna oral, usada durante muchos años, que contenía una cepa mutante atenuada de Salmonella typhi (Ty21a), ya no se utiliza.

En abril del 2001, se conoció el desarrollo de una vacuna que tendría un 90% de eficacia en menores de 5 años. Está conformada por un polisacárido capsular de la Salmonella typhi Vi, unido a la exotoxina A de otra bacteria, la Pseudomona aeruginosa recombinante no tóxica (denominada rEPA).

El desarrollo de este inmunizante se encuentra muy avanzado y un estudio en niños vietnamitas ha demostrado que incrementa la inmunogenicidad en adultos y en niños de 5 a 14 años y ha mostrado un aumento en la respuesta en niños de 2 a 4 años. A este respecto, se esperan nuevos resultados que generan esperanzas de aplicación masiva en ese grupo etáreo.

Tipos de vacuna

La vacuna, elaborada con un polisacárido capsular Vi, purificado, de la cepa Ty2 de Salmonella typhi, se aplica en forma intramuscular o subcutánea en una sola dosis a partir de los 2 años y confiere entre un 55 y 74% de inmunidad durante 2 a 3 años. Se refuerza, de ser necesario, luego de ese lapso. No tiene mayor respuesta en menores de 2 años. Puede utilizarse simultáneamente con cualquiera de las vacunas en uso.

 

Indicaciones

 

La OMS recomienda la vacunación contra la fiebre tifoidea a todas las personas que viajen a países de alto riesgo: sudeste asiático, Africa y algunos sectores de Latinoamérica.



Habitantes de zonas endémicas (prioridad en niños y adolescentes, por su incidencia). Microbiólogos y laboratoristas en contacto con la bnacteria.

Viajeros hacia estas zonas.

Convivientes de portadores de S.tiphy.

Contraindicaciones

Inmunocomprometidos

No se recomienda en menores de 2 años. Usar con precaución en trombocitopénicos o con trastornos hemorrágicos (hemorragia leve en el lugar de aplicación).

Hipersensibildad a los componentes de la vacuna

Efectos Colaterales

Leves.
La vacuna oral: fiebre, náuseas, vómitos, cefalea, rash.
La vacuna inyectable: dolor, eritema, cefalea.

 Ver Normas Nacionales de Vacunación

 

Fiebre tifoidea

ENFERMEDAD VACUNA MARCAS NOVEDADES

 

FIEBRE TIFOIDEA

 

ACTUALIZADO AL 3/1/13
AGENTE ETIOLÓGICO
EPIDEMIOLOGÍA
CLÍNICA
SITUACIÓN ACTUAL

 

Conocida en otras épocas como Fiebre entérica o Tifus abdominal, es una enfermedad bacteriana febril sistémica.

 

Agente Etiólogico

Una bacteria gram negativa, llamada Salmonella typhi (St). La Salmonella paratyphi, da una enfermedad similar, pero atenuada (se reconocen tres serotipos: A, B y C). La relación de incidencia entre fiebre tifoidea y paratifoidea es de 10 a 1.

 

 

Epidemiología

Dieciseis millones de afectados, con más de 600 mil muertes por año la transforman en un grave problema de salud pública en algunos países en vías de desarrollo.

Aunque su distribución es mundial: India, África, México y Chile, son países de riesgo. En la Argentina no existen zonas endémicas; aunque se producen unos 300 casos anuales en el norte del país.

El hombre es el único reservorio y puede haber portadores transitorios en el grupo familiar. La infección se produce por ingesta de alimentos, agua o leche contaminados por aguas servidas; huevos y productos que contengan huevo (especialmente peligrosos); además de frutas o verduras contaminadas con bacterias fecales. La mosca puede ser un transporte de gérmenes.

 

Clínica

Luego de 10 a 14 días de incubación (hasta 3 meses), comienza con cefaleas, fiebre en ascenso, cefalea, dolores musculares (mialgias), falta de apetito, esplenomegalia, manchas rosadas en el tronco, tos, constipación, cólicos y afecciones linfoideas. Existen formas leves y atípicas que se pueden confundir con otros sindromes febriles prolongados. La ulceración de las placas de Peyer en el intestino, pueden provocar hemorragias (1%); y los casos graves pueden acompañarse de afectación cerebral y shock.

La tasa de letalidad sin tratamiento, es del 10%. En caso de tratamiento antibiótico, baja al 1% (se han notificado cepas multirresistentes a los antibióticos; especialmente en Asia, Oriente Medio y América Latina).

Los pacientes HIV positivos tienen un alto riesgo de sufrir una infección por S. typhi o paratyphi.

Situación Actual

Es una enfermedad de alta prevalencia en los países pobres y, en menor escala en aquellos en vías de desarrollo; y está en relación directa con las condiciones socio-económicas y de higiene ambiental, especialmente en el agua potable y manejo de excretas.

Mientras que en Francia la incidencia es de 1/100.000 habitantes, en su colonia, Guyana, es de 12/100.000. En América del Sur se aproxima a 150/100.000 y en algunos sectores de Asia al 1.000/100.000. En Indonesia se reportan 20.000 muertes anuales.

Los casos se dan en general en la población comprendida entre los 3 y 19 años.

En la Argentina, se registran entre 20 y 40 casos por año, casi todos en el centro y norte del país. En 2009, cerca de un 10% correspondió al Sur.

 

Fuente: Guía Práctica de Vacunación - Dr. Carlos Köhler - 5 Ediciones