Marcas

ENFERMEDAD VACUNA MARCAS NOVEDADES

 

VACUNAS ANTINEUMOCÓCCICAS

 

 

 Nota importante:  Las marcas o nombres fantasía contenidas en esta página corresponden a la farmacopea de la República Argentina, país de origen de este sitio; por lo tanto constituyen sólo una referencia para el mismo. Estas marcas pueden modificarse o no, e incluso diferir en otros países. No deben tomarse en ningún caso como indicación o sugerencia sin una consulta o prescripción médica.

Polisacárida 23 valente 

 P NEUMO 23

 PNEUMOVAX 23

Conjugadas

10 valente

 SYNFLORIX

13 valente

 PREVENAR 13

Vacuna Antineumocóccica

ENFERMEDAD VACUNA MARCAS NOVEDADES

 

VACUNA ANTINEUMOCÓCCICA

 

ACTUALIZADO AL 2/8/17
TIPOS DE VACUNAS E INDICACIONES
CONTRAINDICACIONES
EFECTOS COLATERALES
SITUACIÓN EN AMÉRICA
CALENDARIO ARGENTINO

 

En 1944 se utilizó la primera vacuna. En 1977 se autorizó en EE.UU. una presentación con 14 serotipos. A partir de 1983, esta vacuna polivalente fue elaborada con antígenos polisacáridos purificados de la cápsula de 23 serotipos, responsables del 85 a 90% de las infecciones neumocóccicas. Provee además, protección cruzada con otros serotipos.

Luego surgió una vacuna conjugada de 7 serotipos y actualmente existen otras presentaciones pediátricas, de 10 y 13 serotipos.

Tipos de Vacunas e Indicaciones

Existen cuatro tipos de vacunas polivalentes:

# 23 serotipos.
# 7 serotipos.
# 10 serotipos.
# 13 serotipos.


Vacuna de 23 serotipos - VPN23 (polisacárida, no conjugada):

 Contiene, según la nomenclatura danesa, los siguientes serotipos: 1, 2, 3, 4, 5, 6B, 7F, 8, 9N, 9V, 10A, 11A, 12F, 14, 15B, 17, 18C, 19A, 19F, 20, 22F, 23F y 33F. Por inmunidad cruzada, cubre un espectro de 27 serotipos; por lo que protege contra el 92% de las formas invasivas (en Argentina, el 82% de los serotipos aislados por vigilancia epidemiológica, están representados en esta vacuna).

Se puede utilizar desde los 2 años. Por debajo de esta edad, la respuesta es pobre, por lo que su aplicación es limitada en el grupo etáreo que presenta el 80% de las infecciones neumocóccicas graves.

Tiene una duración mínima de 5 años (en inmunocomprometidos baja a tres). Se ha observado disminución de bacteriemias en asplénicos y esplenectomizados. En mayores de 65 años tiene un alto índice de efectividad.

Las indicaciones son:

Mayores de 65 años.

Pacientes con enfermedad cardiopulmonar crónica, diabetes, insuficiencia renal crónica, sindrome nefrótico, cirrosis, alcoholismo, asplénicos funcionales o quirúrgicos, drepanocitosis, mieloma múltiple, fístulas de líquido cefalorraquídeo, trasplante de médula ósea, Hodgkin, otitis crónica recidivante.

Infectados HIV.

Inmunocomprometidos o en tratamiento inmunosupresor (leucemias; linfomas; mieloma múltiple; enfermedad maligna generalizada; falla renal crónica; sindrome nefrótico; quimioterapia o tratamiento prolongado con corticoides).

Trasplantes de órgano sólido.

Residentes de geriátricos y asilos.

Personal de salud en contacto con grupos de alto riesgo.


El Comité Asesor de Prácticas de Inmunización de los EE.UU.(ACIP), hace esta recomendación resumida:

Mayores de 65 años.

Inmunocompetentes desde los 2 años con riesgo de enfermedad o muerte por patologías crónicas.

Personas desde los 2 años con asplenia funcional o anatómica.

Personas desde los 2 años viviendo en un medio ambiente con riesgo de enfermedad alto.

Inmunocomprometidos mayores de 2 años.


La respuesta de anticuerpos se da a partir de pasados 14 días, por lo tanto en esplenectomías programadas, terapia antineoplásica o transplante de médula ósea, se debe inmunizar 2 a 3 semanas antes. Se aplica por vía intramuscular, en el brazo (deltoides). Puede ser aplicada en forma simultánea con otras vacunas, en sitios diferentes.

Esta vacuna no ha sido evaluada en embarazadas, por lo tanto no se aconseja su aplicación rutinaria.


Revacunación:

Se hará sólo una revacunación, a pacientes con alto riesgo de padecer infección invasiva neumocóccica severa (asplenia funcional o anatómica; insuficiencia renal crónica, síndrome nefrótico, infección HIV, transplante, leucemia, linfoma, mieloma múltiple, otros cánceres y tratamiento inmunosupresor). No está indicado en enfermedad crónica cardíaca o pulmonar, hepática, diabetes mellitus, alcoholismo o fístula de LCR.

En niños se realizará la revacunación, pasados 3 años de la primera, en menores de 10 años de edad; y luego de 5 años, en niños de más de 10 años de edad. Las personas de 65 años o más, se revacunarán luego de 5 años de la primera dosis, si ésta fue recibida siendo menor de esa edad.


Vacuna de 7 serotipos (conjugada):

Fue la primera vacuna antineumocóccica conjugada heptavalente, efectiva en niños menores de 2 años. Este inmunizante incluía los serotipos 4, 6B, 9V, 14, 18C, 19F y 23F; conjugados con una proteína diftérica no tóxica (CRM197) que aumenta su inmunogenicidad y fosfato de aluminio como coadyuvante. En menores de 6 años, provee una protección cercana a 90% para infección neumocócica causante de bacteriemia, siendo las cifras 21% y 82%, en casos de otitis media y meningitis respectivamente, en los EE.UU. En ese país, antes de la vacunación, esta bacteria provocaba 16.000 casos graves y 1.400 meningitis en menores de 5 años.

A pesar de que haber sido recomendada por la Academia Americana de Pediatría, su elevado costo generó reparos y controversias en algunos sectores. Hoy ya ha sido reemplazada por sus sucesoras.


Vacuna de 10 serotipos (conjugada):

 Vacuna adsorbida conjugada con proteína de Haemophilus influenzae no tipificable (HiNT). Efectiva desde las 6 semanas de vida hasta los 2 años. Agrega a la anterior, los serotipos 1, 5 y 7F y tendría reacción cruzada con el 6A y el 19A.

La inmunogenicidad es similar a la heptavalente: protege contra infecciones por neumococo (serotipos de la vacuna), incluidas las invasivas. Además obtendría una respuesta importante contra la otitis media provocada por neumococos y HiNT.


Vacuna de 13 serotipos - VCN13 (conjugada):

Ésta suma a la anterior, los serotipos 3, 6A y 19A y utiliza la misma proteína que la de 7 serotipos. Ya en los países desarrollados prácticamente a cualquier edad.

Estas dos últimas vacunas cubren un espectro importante de los serotipos prevalentes en la Argentina.

Las bases para el uso racional de las vacunas antineumocóccicas son:

# Prevención de la enfermedad invasiva y no invasiva.
# Reducción de portadores.
# Reducción de la transmisión.
# Reducción de la resistencia antibiótica.
# Retención de la efectividad de los antibióticos.

Contraindicaciones

Reacción alérgica severa a alguno de los componentes de la vacuna. En la de 23 serotipos, no debe revacunarse antes de pasados 3 años de la aplicación anterior.

Efectos Colaterales

Eritema, inflamación y dolor en el sitio de inoculación.

En la de 23 serotipos, se observan hasta en un 40% de los inoculados y son leves y transitorios. Las reacciones severas no alcanzan al 1%, pero aumentan si se revacuna antes de los 5 años. Esta repetición de la vacuna sólo está indicada en pacientes de alto riesgo.

En las conjugadas, las reacciones generales son más evidentes al hacerse en forma simultánea con la DPT y la antihaemophilus, aunque son raras las complicaciones severas. En prematuros de menos de 28 semanas o lactantes con antecedentes de inmadurez pulmonar, deberá evaluarse el riesgo de apnea y/o monitorear las 48-72 hs después de la inmunización.
En la 13-valente, en los adultos, pueden presentarse cefaleas, cansancio, escalofríos, rash, diarrea, artralgias o mialgias.

 

Situación en América

En febrero del '96, se reunieron en La Habana, Cuba, representantes de cinco laboratorios centro y sudamericanos: Instituto Finlay (Cuba), Butantan (Brasil), Bio-Manguinhos/FIOCRUZ (Brasil), Malbrán (Argentina) y el Instituto de Higiene (Uruguay). La coordinación estuvo a cargo del SIREVA y SVI (Programa Especial para Vacunas e Inmunización) de la OPS. Estos últimos trabajan en colaboración con el LCDC de Ottawa y el Laboratorio de Referencia de Estreptococos de la Universidad de Alberta; ambos en Canadá.

El objetivo de esta reunión fue implementar el desarrollo de tecnologías de producción y purificación de polisacáridos de serotipos de Sp, prevalentes en la Región; para lograr una vacuna más adecuada a las necesidades de la misma. Se destacó la importancia de la cooperación para lograr una vacuna conjugada, que sea efectiva desde antes de los 2 años, ya que sus costos son muy altos.

Calendario Nacional de Vacunación (Argentina)

Desde enero de 2012, la vacuna conjugada 13-valente fue incorporada al Calendario Nacional (gratuito y obligatorio), en un esquema de dos dosis y un refuerzo, para menores de 1 año.

Nota 1: Cualquier esquema debe respetar un mínimo de 8 semanas entre dosis. Puede aplicarse simultáneamente con otras vacunas. Las inmunoglobulinas no influyen en la respuesta inmunológica.

Nota 2: En mayores de 50 años, se ha encontrado que la respuesta de anticuerpos a la vacuna 13-valente se redujo al ser administrada simultáneamente con la vacuna antigripal inactivada; situación que no se observó en la administración por separado.

AMPLIACIÓN DE LAS INDICACIONES - 2015

1) Mayores de 18 años con ciertas enfermedades

Infección por VIH - Inmunodeficiencias congénitas o adquiridas o farmacológicas - Sindrome nefrótico - Insuficiencia renal crónica - Leucemia - Linfoma y Enfermedad de Hodgkin - Neoplasias - Trasplante de órgano sólido - Mieloma múltiple - Asplenia funcional o anatómica - Anemia de células falciformes - Implante coclear - Fístula de LCR.

Esquema:

- 1 dosis de VCN13

- 1a dosis de VPN23 con un mínimo de espera de 8 semanas con la anterior

- 2a dosis (refuerzo) de VPN23 a los 5 años de la primera. Debe hacerse otro refuerzo a los 65 años (si la dosis anterior fue aplicada antes de los 60 años y también con un mínimo de 5 años de intervalo)

* En las esplenectomías (extracción del bazo) programadas, se administra 15 días antes.

2) Mayores de 18 años con las siguientes condiciones

Cardiopatía crónica - Enfermedad pulmonar crónica - Diabetes Mellitus - Alcoholismo - Enfermedad hepática crónica - Tabaquismo

Esquema:

a) Entre 18 y 64 años:

        - 1 dosis de VPN23 en cualquier momento

        - 1 dosis de refuerzo a los 65 años (siempre con 5 años de diferencia con la anterior)

b) Mayores de 65 años:

        - 1 dosis de VPN23 (lo más temprano posible)

3) Mayores de 65 años (sanos)

- 1 dosis de VPN23 (lo más temprano posible)

 

Ver: Normas Nacionales de Vacunación

 

CALENDARIO ARGENTINO DE VACUNACIÓN 

A Neumococo

ENFERMEDAD VACUNA MARCAS NOVEDADES

 

ENFERMEDADES A NEUMOCOCO

 

ACTUALIZADO AL 2/8/17
AGENTE ETIOLÓGICO
EPIDEMIOLOGÍA
FACTORES DE RIESGO EN PORTADORES
SITUACIÓN EN ARGENTINA

Ya en 1882 se hablaba de la posibilidad de inmunizar contra el Neumococo, aunque recién en 1911 comenzaron las primeras pruebas. Esta bacteria se ha constituido en la principal causa de neumonía extra-hospitalaria a nivel mundial, la segunda de meningitis, y de más del 50% de las otitis medias y sinusitis a cualquier edad. Se estima que provoca entre 1 y 2 millones de muertes en menores de 5 años en países en desarrollo. Junto con la tuberculosis, constituye una de las principales causas de muerte por infección.

Neumococo: imágen microscópica

Provoca alta morbi-mortalidad en adultos mayores por su deficiencia inmunitaria; con mayor incidencia en enfermos pulmonares, cardíacos, diabéticos y alcohólicos. La mortalidad asciende al 20-30% en pacientes de alto riesgo y mayores de 65 años.

Las enfermedades que provoca son focales (otitis, sinusitis) o invasivas (denominadas técnicamente neumonía, meningitis, sepsis, artritis, peritonitis).

En los países dónde se ha comenzado a vacunar contra el Haemophilus influenzae b en forma rutinaria, el Neumococo se está transformando en la primer causa de meningitis.

Agente Etiólogico

El Streptococcus pneumoniae (Sp), diplococo Gram positivo, de cadenas cortas, comúnmente llamado Neumococo; del cual se conocen a la fecha 90 serotipos basados en el polisacárido capsular.

Epidemiología

* Nota: Los datos mencionados a continuación corresponden a los años pre-vacuna, que sirven para quienes no conocen estos datos. En la medida que comiencen a aparecer las cifras post-vacuna, se irán incorporando.

Generalmente se presenta en portadores asintomáticos, en los que se difunde desde la nasofaringe. En los adultos esta portación puede llegar hasta el 29%, mientras que en los niños llega al 60% (en preescolares hasta el 97%): se han observado hasta 4 serotipos diferentes en el mismo individuo. Es la causa más frecuente de bacteriemia en niños menores de 2 años. El período de incubación es corto: entre 1 y 3 días.

Diez a doce serotipos son los responsables del 80% de las enfermedades invasivas. Los serotipos 6,14,19 y 23 son los más habituales. Es muy común que se asocien con enfermedades virales (especialmente con la gripe o influenza).

En los países industrializados, 25 de cada 100.000 personas mayores de 65 años, presentan bacteriemia. Las neumonías por Sp constituyen el 30 a 40% de las producidas en la comunidad. Las meningitis ocupan hasta el 20% de las mismas, observándose en niños y mayores de 65 años. El 50% cura con secuelas.

Según la Organización Mundial de la Salud, ocasiona entre el 20 y 25 por ciento de las muertes en menores de 5 años en el mundo: 800.000 sobre un total de 1,6 millones. La OPS publicó, en el año 2006, un informe sobre la enfermedad neumocóccica en menores de 5 años, donde revelaba que se producían en Latinoamérica, cada año, 1,3 millones de casos de otitis media aguda; 330.000 casos de neumonía; 1.200 casos de sepsis y 3.900 casos de meningitis.

En EE.UU. es la causa más común de enfermedad invasiva. Causa por año 3.000 casos de meningitis, 50.000 de bacteriemia, 500.000 de neumonía y 7.000.000 de otitis media, con 20.000 muertes. Al mismo tiempo, el incremento de la vacunación contra el Haemophilus influenzae b, ha transformado al Neumococo en la causa más común de meningitis bacteriana (el 70-85% de las enfermedades neumocóccicas invasivas antes de los 2 años de edad, con una mortalidad del 13 a 40%).

En Francia mata más de 18 habitantes cada 100.000, en su mayoría mayores de 70 años.

Las otitis se presentan al menos una vez por año en los menores de 5 años: el 30 al 60% de las mismas está causada por Sp.

Otro de los elementos determinantes de estas patologías es la creciente resistencia del germen: la resistencia a la penicilina se hizo evidente en 1967, cuando se aisló por primera vez un neumococo de estas características (Nueva Guinea); y ya en 1977 se produjo un brote en Sud África, con cepas resistentes a múltiples drogas.

En EE.UU., en 1997, el 25% de las cepas de Neumococo aisladas, resultaron resistentes a la penicilina (en el período entre 1993 y 1994, este porcentaje oscilaba en el 14%). Estudios de seguimiento dan valores totalmente disímiles en distintos Estados, llegando hasta el 38% en Tennessee.

Mastoiditis Gentileza AAPHoy, los fracasos terapéuticos avalan esta alarmante situación y su demostración se hace evidente en el laboratorio: hay neumococos resistentes a algunos antibióticos B-lactámicos, excepto cefalosporinas de 3a. generación, aunque se detectaron cepas resistentes a cefotaxima y ceftriaxona. Por ello, en el laboratorio, se debe estar alerta y hacer una estricta vigilancia epidemiológica de esta creciente resistencia, para ir determinando el riesgo en las distintas zonas geográficas. Si estos gérmenes comienzan a extenderse, la necesidad de vacunas cada vez más efectivas, será prioritaria.

 

Factores de Riesgo en Portadores

Virulencia intrínseca: algunos serotipos son más agresivos que otros.
Intervalo entre colonización y comienzo de la enfermedad: cuanto más cercano más agresivo.
Entorno: es habitual en grupos de personas: guarderías, escuelas, universidades, centros militares, etc.
Edad: más común en niños.

Situación en Argentina

* Nota: Los datos mencionados a continuación corresponden a los años pre-vacuna, que sirven para quienes no conocen estos datos. En la medida que comiencen a aparecer las cifras post-vacuna, se irán incorporando.

Los serotipos más comunes, según el estudio SIREVA, en orden de incidencia, son el 14, 1, 5,3, 7F, 19A, 6B, 9V, 6A, 18C, 19F y 23F (los serotipos 4, 6A, 6B, 9V, 14, 18, 19F y 23F, son resistentes a la penicilina). A pesar de afectar a todas las edades, los menores de 2 años y los mayores de 60 constituyen los grupos de riesgo. Ciertas enfermedades o situaciones como asplenia, HIV, nefrosis, cardiopatías o inmunopatías, también constituyen riesgo cierto.

Es la segunda causa de meningitis purulenta en la Argentina . La tasa de incidencia publicada por el Ministerio de Salud de la Nación, entre 1996 y 2001, oscilaba en 1/100.000. Un seguimiento de las meningitis bacterianas desde 2000 al 2003 (según la misma fuente), reflejaba un incremento de la incidencia del 22.7% al 29.9% del Sp con respecto al total.

La neumonía neumocóccica registra entre 15 y 30 mil casos por año; la otitis media aguda del mismo origen, corresponde al 40% de los aislamientos y se hacen unos 500 mil diagnósticos por año.

El neumococo es la primera causa de muerte en las bacteriemias. En la Argentina, el número de casos notificados de meningitis neumocóccica fue descendiendo en los últimos años, con 244 casos en 2008 y 117 casos en 2009 (SE 48ª). La mortalidad estimativa está en el 25%, y la curación con secuelas oscila entre el 15 y 50%.

La meningitis neumocóccica, es de denuncia obligatoria en la República Argentina (ficha específica, semanal y C2).

 

Fuente: Guía Práctica de Vacunación - Dr. Carlos Köhler - 5 Ediciones