Guia Practica de Enfermedades y Vacunas

      Dr. Carlos Alfredo Köhler  

    Nosotros subscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red - Compruébelo aquí

    Proyecto WMC Web Médica Acreditada. Ver más información

    Certificacion WIS

ENFERMEDAD
VACUNA MARCAS
NOVEDADES

 

VACUNA ANTIHAEMOPHILUS INFLUENZAE B

 

ACTUALIZADO AL 1/8/10
INDICACIONES
ASOCIACIONES
EFECTOS COLATERALES
CONTRAINDICACIONES
CALENDARIO ARGENTINO

Las primeras vacunas fueron elaboradas solamente con el polisacárido capsular purificado. El inconveniente que presentaban era que no protegían adecuadamente a los menores de 2 años (los más susceptibles).

Las vacunas actuales utilizan este polisacárido (PRP) de la cápsula del bacilo, conjugado con una proteína transportadora denominada "carrier" (toxoide tetánico; toxoide diftérico; mutante del toxoide diftérico o proteína de la membrana del meningococo tipo B).

Se conserva, como todas las vacunas, entre 2º C y 8º C, en la parte central de la heladera. No debe congelarse aún por períodos cortos. Conserva la potencia durante 2 años, desde su fecha de elaboración. Los frascos multidosis, una vez abiertos, se pueden utilizar durante 4 semanas. Si se usan en campañas, conservados en cajas térmicas, deben ser descartados al término de la jornada de labor.

Inmunidad: está relacionada con la edad. Antes de los 18 meses, los niños deben ser vacunados con 1 a 3 dosis de acuerdo a la edad de inicio. Por encima de esa edad, una sola dosis es suficiente.

Debe tenerse en cuenta que la producción de anticuerpos post-vacunación se produce en alrededor de 2 a 3 semanas; mientras tanto el vacunado es susceptible durante ese período de tiempo, y debe ser cubierto con antibióticos si está en contacto con un infectado. El nivel de protección es del 95%.

Acción: es sabido que el uso masivo de esta vacuna disminuye significativamente la incidencia de enfermedades invasivas por Hib, como meningitis y neumonía. Por otra parte, se sabe que por estimulación de IgA secretoria, los vacunados no colonizan posteriormente este micro-organismo en su tracto respiratorio.

Este efecto, además de la espectacular disminución de la incidencia en los países que la adoptaron como vacuna oficial, fueron factores determinantes para su incorporación en la Argentina.


El gráfico superior muestra el impacto provocado por la incorporación de la vacuna en Finlandia (pionera en la aplicación de esta vacuna)

En los Estados Unidos, desde la implementación de la vacunación antihaemophilus b en 1989, la incidencia de formas invasivas decreció un 95%. En la Argentina, un seguimiento realizado en el Hospital Garrahan durante el período 1989-1994, demostró que a partir de 1991 (cuando ingresó la vacuna al país) existía un descenso constante de casos. El seguimiento durante la etapa posterior a su incorporación al Calendario, muestra la consolidación de esa tendencia.

Para el año 2000, más del 80% de los países latinoamericanos ya habían incluido esta vacuna en sus programas nacionales de vacunación.

Indicaciones

Fuera del esquema de vacunación habitual que incluye a los menores de 5 años (ver Calendario Argentino), se recomienda vacunar a los niños mayores de 5 años y adultos con enfermedades inmunosupresoras: HIV (sinto o asintomáticos); asplénicos; deficiencias de IgG2; transplantados de médula ósea; cáncer. En los asplénicos quirúrgicos o funcionales, puede darse infección grave por Hib (además de otras), por la menor depuración de bacterias capsuladas que llegan al torrente sanguíneo; por lo tanto constituye una indicación precisa (Academia Americana de Pediatría).

Notas:

1) Luego de la vacunación, la generación de anticuerpos tarda entre 2 a 3 semanas, por lo tanto en este período puede darse infección por Hib.

2) Aquellos niños que hubieran sufrido una enfermedad invasiva por Hib antes de cumplir los 2 años, deben ser vacunados o revacunados, de acuerdo a sus antecedentes de inmunización anti-Hib, a partir de los 30 días del episodio o antes.

3) Los niños que han completado el esquema de vacunación antes de los 15 meses, o que recibieron 1 dosis después de esta edad y que aún así sufren una enfermedad invasiva, deben ser estudiados inmunológicamente.

Importante: en HIV sintomáticos, recién nacidos de bajo peso y prematuros por debajo de 27 semanas de gestación; la respuesta es menor.

Asociaciones

Vacuna Cuádruple: DPT o DPaT + Hib. 

 Vacuna Quíntuple o Pentavalente: DPT o DPaT + Hib + PVI (antipoliomielítica inactivada); o DPT + Hib + Hepatitis B. 

 Vacuna Séxtuple o Hexavalente: DPaT + Hib + PVI + Hepatitis B.

Efectos Colaterales

Como todas las producidas con antígenos polisacáridos, son extremadamente seguras y casi siempre libres de reacciones severas. Las habituales, como fiebre, dolor, irritabilidad, somnolencia, ocurren en el 5 % de los vacunados. Las reacciones más evidentes en las combindas, se corresponden con el componente Pertussis.

Contraindicaciones

Reacción anafiláctica a la primera dosis. Enfermedad aguda hasta su resolución. La administración de gammaglobulinas estandar o específicas no contraindican la aplicación de la vacuna antihaemophilus b.

Calendario Nacional de Vacunación (Argentina)

Esta vacuna fue incluida en el nuevo cronograma desde 1997 (tal como lo aconsejara el Consenso Nacional de Vacunas de 1994, realizado en la sede de la Sociedad Argentina de Pediatría), pero se comenzó a distribuir en febrero de 1998. Hoy, asociada a la DPT y antihepatitis B, se aplica como vacuna quíntuple.

Debe ser aplicada por vía intramuscular (en el muslo o brazo), en los lactantes en forma temprana acompañando el esquema habitual de Sabin, a los 2, 4 y 6 meses, con un refuerzo con cuádruple a los 18 meses.

Nota 1: Cualquier esquema interrumpido no debe reiniciarse sino continuar desde la dosis correspondiente.

Nota 2: Las distintas marcas de vacuna antihaemophilus influenzae b pueden intercambiarse.


CALENDARIO ARGENTINO DE VACUNACIÓN

 

Todas las noticias de vacunas

Seguinos en twitter SEGUINOS EN TWITTER

You are here: